Dra. Maria Guerrero Escusa

Dra. Maria Guerrero Escusa
FUNDADORA DEL CENTRO DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA, CAPS PSICOLOGOS EN 1991

ESTE ES UN BLOG DE VIDA, REFLEXIÓN Y ENCUENTRO

Deseo compartir con vosotros desde el sentimiento (corazón), el pensamiento (la cabeza) y las manos (la acción), todo ello con el deseo de que te ayude a vivir más plenamente vivo.

Te invito a participar activamente en este blog, nuestras experiencias son importantes y pueden ayudar a otras personas a enfrentar situaciones difíciles.

Puedes mandarme tus experiencias, lo que has hecho para salir de situaciones difíciles y qué has aprendido de ellas. Puedes mandarme las cosas que te parece que sería bueno que vieran otras personas y les puedan ayudar y puedes hacerlo con tu nombre y fotografía o de forma anónima.

Enviamelo a capspsicologos@hotmail.com, con la etiqueta MI REGALO PARA TI

TODOS PODEMOS AYUDAR



Gracias, por vuestros envíos y comentarios, son un regalo.

jueves, 25 de mayo de 2017

CREE EN TI

Me encontré este video por casualidad y me parece un regalito.

CREE EN TÍ
TEN FE EN QUIEN ERES
CONFÍA
TIENES TODO LO QUE NECESITAS 
PARA VIVIR MUCHOS MOMENTOS FELICES
Y HACER QUE TU PASO PASO POR LA VIDA
SEA MÁS AGRADABLE Y AMABLE PARA TI 
Y PARA LOS QUE TE RODEAN.

miércoles, 10 de mayo de 2017

ME TENGO, SOY MÍA  





Me tengo,

Soy mía cuando

Despierto,

Desperezándome al día

Que se me presenta envuelto,

Con sus lazos coloridos

Para que yo lo destape

Y vea como lo invento.



Me tengo,

Soy mía cuando

Me invento,

Cuando desvelo secretos

Porque me miro hacia dentro,

Y me atrevo a romper barreras

Aunque me aparezca el miedo.



Me tengo,

Soy mía cuando

Me veo,

Con los colores que adornan

Las cualidades que tengo,

Con las luces apagadas

De mis rincones secretos.



Me tengo,

Soy mía cuando

Me acepto,

Con lo que me satisface

Con lo que me encuentro feo,

Me quiero tomar entera,

Soy mía cuando me quiero. 



Me tengo,

Soy mía cuando

Respeto,

A quién soy en cada instante

Sin intentar forcejeos,

Tomando cada momento,

Viviéndolo como nuevo.



Me tengo,

Soy mía cuando

Me entrego,

A la vida que decido

Siendo fiel a mis decretos,

Caminando paso a paso

Siempre con zapatos nuevos.



Me tengo,

Soy mía cuando

Me acuesto,

Una vez terminó el día

Y lo viví por completo,

Porque me viví bien viva

Con mis errores y aciertos.



Me tengo,

Soy mía cuando

Me duermo,

Y me entrego sin temores

A los brazos de mi sueño,

Con la paz de haber vivido

Otro día más entero.



María Guerrero Escusa


martes, 2 de mayo de 2017

SIENDO UNO MISMO



Gracias Manuel por regalarnos esta canción que nos recuerda que, teniéndonos a nosotros mismos, nunca estamos solos.

viernes, 28 de abril de 2017

¡¡POR FAVOR ESCÚCHAME!!



 
Diario de un niño ante la separación de sus padres.

Entre dos explicaciones, elige la más clara; entre dos formas, la más elemental; entre dos expresiones, la más breve.
Eugenio D'Ors

Diario de Cesar
 ¡Prohibido tocar!

10 de junio

Hoy estreno el diario que me regalaron para mi Comunión.
Tengo 10 años, vivo en una casa bonita que tiene piscina, con mi hermano Álvaro y mis papás. Ya estoy en 5º de Primaria y aunque me gusta más jugar que estudiar, voy bien en el cole y tengo muchos amigos con los que me los paso muy bien en el recreo. Algunas veces, Pedro, su hermana Marina y Andrés se vienen a mi piscina en el verano y luego mi madre nos prepara una merienda, leche con canela y sándwich con crema de cacahuetes, la que más me gusta. Mi hermano llora porque quiere jugar con nosotros en el agua, pero mi madre no lo deja porque dice que es muy pequeño y le puede pasar algo, él protesta diciendo que ya tiene 4 años. Cuando mi padre viene temprano se mete al agua con notros y jugamos con la pelota, es muy divertido.

15 de junio

Querido diario, quedan tres días para dar vacaciones ¡¡¡yupiiii!!! Como lo he aprobado todo me van a regalar la bici amarilla y negra que me gusta, tiene una ruedas anchas y es chulísima. Estoy muy contento y deseando que me la den. Este verano podré salir con mis amigos en la playa y echar carreras, va a ser estupendo.


4 de julio

Algo pasa, seguro que algo pasa pero no me lo quieren decir. Mi hermano y yo nos vamos con mi madre a casa de los abuelos este fin de semana, mi padre no se viene. Le he preguntado a mamá porque no se viene papá y me ha dicho que tiene que trabajar, ¡ja!, no me lo creo, sé que me está mintiendo.
 La semana pasada cuando estábamos comiendo otra vez se pelearon no sé por qué, no los entiendo. Les pregunté por qué se tienen que pelear tanto, por qué gritan y se miran mal, son cosas de mayores, no pasa nada no te preocupes -me dijo-, mi padre se calló y no dijo nada. Pasa algo, sé que pasa algo, últimamente están siempre enfadados, muy serios mirando cada uno para un lado y los oigo hablar gritando y decidiéndose cosas feas cuando ellos creen que estoy durmiendo. No los soporto. Muchas veces me tapo los oídos o meto la cabeza debajo de la almohada para no oírlos ¿por qué tienen que pelearse?. Mi hermano es pequeño y no se entera, se duerme como un tronco ¡qué suerte tiene!, pero a veces también se despierta y llora cuando los escucha y se pasa a mi cama, yo lo abrazo y le tapo la boca no sea que lo oigan y se enfaden más. Estoy muy triste, si ellos supieran el daño que nos hacen seguro que no lo harían.

7 de julio

Papá y mamá estaban hoy más serios que de costumbre, estaban nerviosos y se miraban raro. Cuando me han dicho que querían hablar conmigo me ha entrado angustia y se me ha puesto dolor de barriga. Ha empezado mamá diciendo un rollo de que a veces los papás se enfadan ¡como si no lo supiera!. Mi padre no decía nada miraba al suelo y a mí, al suelo y a mí. Los dos tenían los ojos como si fueran a llorar. Las palabras de mi madre se me amontonaban en la cabeza.
-¿os vais a separar?, ya no podía aguantar más.
-si.., no.., hummm. Los dos tenían la cara blanca.
-¿os vais a separar?
-Papá y mamá vamos a vivir en casas diferentes pero no tenéis que temer nada porque los dos os queremos muchísimo y aunque vivamos separados podréis estar con los dos.
-humm, ¿Cómo vamos a vivir con los dos si estáis separados?
-Ahora tendréis dos casas, dos habitaciones con vuestros juguetes, no es tan malo.
-¿Por qué os tenéis que separar?. ¡Yo no quiero que os separéis!.
-Ya lo sé cariño, lo entiendo…
-¡Que vas a entender!, no lo entiendes, no, no y no, no quiero.

Me he ido a mi habitación ya no quiero hablar más con ellos. Ahora será como le pasó a mi amigo Luis cuando sus padres se separaron que non pudo venir a mi cumpleaños porque le tocaba con su padre. Ahora con uno, ahora con otro, como si fuera una pelota de pin pon. Yo no quiero…. No quiero.

8 de julio

Querido diario, he llorado toda la noche y todavía tengo más ganas. No logro entender porque mis padres ya no quieren vivir juntos. Sé que algunas veces no me porto bien y soy desobediente, pienso que todo lo que está pasando es por mi culpa y me siento muy mal. A lo mejor si me porto bien todo se soluciona y podemos volver a estar como antes. Me duele mucho intentar comprender que ya no vamos a estar juntos, que ya no volveremos a vivir en nuestra casa juntos. ¡Que va a ser de nosotros!.

10 de julio.

Mi padre me ha traído hoy la bici, ya no me hace tanta ilusión. Antes de irse me ha abrazo y nunca había sentido tanto un abrazo de mi padre, me han entrado ganas de llorar. ¡Por favor papá, escúchame!, no te vayas, te prometo que me portaré bien, estudiaré mucho, sacaré buenas notas y seré obediente, ¡Por favor papá!. Se ha ido, no le importa lo que le diga.

15 de agosto

Querido diario, ¡cuánto tiempo!. Hemos estado con mamá en casa de los abuelos todo este tiempo y cuando me di cuenta te había olvidado en el cajón. Te he echado de menos. Los abuelos son muy cariñosos y se han esforzado porque estemos bien. Mamá llora mucho y echo de menos a papá. Por las noches me despierto sudando y con mucho miedo y pienso muchas cosas que me despiertan mucha inquietud, ¿si ellos ya no se quieren a lo mejor con el tiempo también dejan de quererme a mí y a mi hermano?, ¿entonces qué?, ¿qué será de nosotros?. A veces pienso que sería mejor estar muerto para no tener que pasar por esto.

18 de agosto
¡Hororrrrrr!, mi madre me ha dicho que nos vamos a quedar a vivir dónde la abuela por un tiempo, mientras solucionen no sé qué de una casa nueva. Yo no quiero vivir en otra casa, quiero mi casa, quiero que estemos juntos en nuestra casa. Se lo he dicho pero nada, ni caso, le da igual lo que diga yo. Pero no es eso solo, también me ha dicho que tendremos que ir a otro colegio este curso, eso es horrososoooo, no quiero ir a otro colegio.

1 de septiembre

Enseguida empieza el cole nuevo, no quiero ir. No van a estar ni Pedro ni su hermana Marina, ni Andrés, ni Luis ¡menudo rollo!. Por más que se lo digo a mi madre nada de nada, me da la murga y no entiende nada.
-Es un cole estupendo Cesar, te gustará.
-No, no es mi cole.
-Sé que no es tu cole pero este también es muy bueno y te gustará, seguro que vas a estar bien.
-Tu que sabes, no estaré bien, no estarán mis amigos, no quiero ir a otro colegio.
-Tienes que ir, así son las cosas.
Mi madre todo lo soluciona diciendo lo mismo ¡así son las cosas!, le da igual lo que yo quiero, le da igual lo que le diga, no me escucha nunca ni sabe lo que me pasa y lo peor es que no se lo puedo decir porque seguro que se enfadará más conmigo. Una vez le dije que tenía miedo, fue cuando tuve un sueño y me desperté llorando, ella me dijo que no tenía por qué tener miedo que tenía que ser un valiente y no quería que me convirtiera en un miedica como el hermano. Pues bien, seré un miedica pero estaba asustado y ahora también tengo miedo de cómo serán los niños que encontraré en el nuevo cole, de los profesores, espero que ninguno me coja manía como se la cogió el de mates a mi amigo Manolo. Tengo miedo de cómo será mi vida de ahora en adelante, de que mi padre se olvide de nosotros de que mi madre me deje de querer, de que nunca volvamos a estar juntos de nuevo. Tengo miedo mucho miedo y solo te lo puedo decir a ti mi querido diario.

1 de septiembre

Hoy es el primer día que estoy en la casa de mi padre, es chula pero más pequeña que la nuestra y no tiene piscina. Me ha dicho que podemos pintar mi habitación del color que yo quiera, me gusta el verde fuerte. Le he dicho que quiero poner mis poster de Michael Jordan de la NBA y me ha dicho que sí. Por la noche hemos ido a cenar a un Burguer con una amiga suya que se llama Julia, es simpática. Me lo he pasado bien aunque echaba de menos a mamá.

4 de septiembre

¡Madre mía!, como está de enfada mamá desde que le dije que había ido a cenar con papá y su amiga Julia. Ha empezado a decir cosas muy feas de mi padre y eso me duele. Sé que ella está enfadada con él por sus cosas pero a mí me hace daño cuando lo critica y lo menosprecia delante de mí porque lo quiero mucho. Cuando me vuelva a preguntar dónde hemos ido o que hemos hecho o con quien hemos estado, de ahora en adelante no le volveré a decir nada para que no se enfade.
Los dos son mis padres, los quiero a los dos y necesito que me ayuden a mantener su imagen intacta, que no me hablen mal el uno del otro ni me pongan en la situación de tener que mentir o no estar a gusto con uno para que no se enfade el otro, ese es un problema suyo y lo tienen que solucionar ellos sin meterme en medio, ¡jooo, qué rollo!.

14 de septiembre

Querido diario, hoy ha sido mi primer día de clase. Esta noche no he podido dormir casi nada y cuando me desperté me sentía raro, raro, raro, me dolía el estómago y tenía ganas de vomitar. Cuando he llegado un profesor me ha acompañado a la clase y me ha presentado a los compañeros que me han dado un aplauso, no ha estado mal, ha sido mejor de lo que esperaba. Después en el recreo estaba solo pero Paco y Javier de mi clase se han acercado a mí y me han dicho que me vaya a jugar con ellos y me lo he pasado bien. 

Mi madre ha ido a recogerme y me ha recibido con un abrazo grande, me ha dado alegría cuando la he visto. Primer día superadooooooo, aunque ahora aquí contigo, mi querido diario, me siento triste porque echo de menos a mis amigos del otro cole y, a lo peor, ya no los voy a ver más y a mi padre. Le he dicho a mamá si podía llamarlo para contarle como me ha ido el cole y me ha dicho que sí, ¡yupiiii!. Parece que ya no estaba tan enfadada con él y han hablado por teléfono antes de que me pusiera yo, estaban amables, a lo mejor se les ha pasado el enfado y se vuelven a juntar, ojalá no hayan vendido la casa, ojalá logren hacer las paces y podamos volver de nuevo a vivir todos juntos en nuestra casa, ojalá se sigan queriendo, se traten bien y no se peleen tanto, ojalá. Y si no quieren volver juntos, ojalá aprendan a estar juntos para nosotros, sin utilizarnos como armas arrojadizas, cuidarse el uno al otro para cuidarnos mejor a nosotros mi hermano y yo los queremos y los necesitamos a los dos.

Mi querido diario gracias porque siempre me escuchas y siempre estás cuando te necesito.

Publicado en le revista AVIVIR (sep 2016)

por María Guerrero Escusa

martes, 27 de diciembre de 2016

FELIZ 2017 PARA TODOS


El Año Nuevo es un libro de 365 páginas que están en blanco.....

Este 2017 que está apunto de comenzar, está lleno de posibilidades de ser lo que quieras que sea.

Renuevate, reinventate y haz de cada día una obra maestra, utiliza todos los colores de la vida y sonríe a medida que escribes. 



Coge cada vivencia como una oportunidad para seguir aprendiendo y avanzando por el camino que elijas. 

Que la Paz sea nuestra bandera, la solidaridad nuestro proyecto y el Amor este presente en todos nuestros actos.



viernes, 30 de septiembre de 2016

LO QUE VEMOS EN LOS DEMÁS ES EL REFLEJO DE NOSOTROS MISMOS



Una popular historia del cercano oriente cuenta que un joven llegó al borde de un oasis contiguo a un pueblo y acercándose a un anciano preguntó:
"¿Qué clase de personas viven en este lugar?".
- El anciano preguntó a su vez:
"¿Qué clase de personas viven en el lugar de donde vienes?".
"Oh, un grupo de egoístas y malvados", -replicó el joven. "Estoy encantado de haberme alejado de allí", A lo cual el anciano contestó: "Lo mismo habrás de encontrar aquí".
Ese mismo día, otro joven se acercó a beber agua al oasis y viendo al anciano preguntó:
"Qué clase de personas viven en este lugar?".
 
El respondió con la misma pregunta:
"¿Qué clase de personas viven en el lugar de donde vienes?".
"Un magnífico grupo de personas, honestas, amigables, hospitalarias, me duele mucho haberlas dejado" -dijo el joven-
"Lo mismo encontrarás aquí", replicó el anciano.
Un hombre que había oído ambas conversaciones preguntó al anciano:
"¿Como es posible dar dos respuestas tan diferentes a la misma pregunta?".
A lo cual respondió:
"Cada uno lleva en su corazón el medio ambiente donde vive.
Aquel que no encontró nada bueno en los lugares donde estuvo,
no podrá encontrar otra cosa aquí. Quien encontró amigos allá, podrá
encontrar amigos aquí, porque, a decir verdad, lo que ellos han "visto" en
los lugares donde han estado, no es más que el reflejo de ellos mismos".
 

El primer requisito que todo ser humano necesita satisfacer para encontrar
una vida digna de vivirse, es el tener una visión abierta al mundo y despojada de prejuicios.

 
"La gente parece no ver, que sus opiniones sobre el mundo son también una
confesión de su carácter"  Emerson.
 
Una de las mejores maneras de autoeducarse es observar nuestra interacción con los demás, puesto que estas relaciones son en esencia el reflejo de nuestra relación con nosotros mismos.
 
Cuando no escuchamos o no vivimos según lo que dicta nuestra conciencia, tendemos a culpar y acusar a los demás, en un intento por justificar nuestra disonancia interior.
Si no contamos con un sentido de misión y los principios con los cuales medirnos, nos guiamos solo por la opinión de otras personas en vez de utilizar nuestro potencial.
 
Nos conducimos por un pensamiento comparativo e imponemos nuestros motivos a
las acciones de los demás. Pensamos acerca de las virtudes y debilidades de los demás en función de como nos afectan. Capacitamos a sus debilidades para que nos controlen.

 Recuerda ...
"No vemos al mundo como realmente es, lo vemos como somos nosotros o hemos
sido condicionados a ver "

¡¡¡ NO TE OLVIDES DE VIVIR !!!

Sin darnos cuenta nos olvidamos de disfrutar de las pequeñas cosas que hacen grande nuestra vida, olvidamos que la risa genera las endorfinas de la alegría, olvidamos que los besos, los abrazos, las palabras amables, las miradas acogedoras son caricias y nutrientes para el alma.
Vivimos demasiado depresisa. Tal vez merece la pena PARAR un poco nuestro ritmo y caminar lento para poder sentir la suave caricia de este vientecillo otoñal que se nos avecina.

 ¡¡¡ NO TE OLVIDES DE VIVIR !!!

sábado, 20 de agosto de 2016

¿Qué nos pasó? HISTORIAS DE AMOR Y ODIO



“El amor libera y sana, el odio destruye celularmente. La enfermedad es el resultado no solo de nuestros actos sino también de nuestros pensamientos”.

Gandhi
 

La historia de Luis y Candela.
 Por María Guerrero

Llegan a consulta, cuando los recibo se muestran fríos, dejando ver la distancia que les separa. Cuando comienzan a hablar se puede apreciar el resentimiento y el rencor que subyace a sus palabras, se suceden las críticas, los reproches que abren un abismo entre ellos. No se escuchan, se interrumpen constantemente con acusaciones, que son dardos envenenados que van directos a ese punto que es el que más duele y lo saben, aún así continúa el fuego cruzado sin compasión. 

Al inicio de la entrevista se miraban de soslayo dejando al descubierto su lejanía emocional, sin embargo, conforme se van metiendo en sus respectivos argumentos, sus miradas se vuelven frontales y están encendidas de odio y rabia envolviendo el ambiente con el rencor que emana de sus sentimientos. Este es el último cartucho –manifiestan al final-, sin embargo su mirada está más enfocada en la separación que en el encuentro, lo que dificulta gravemente la comunicación que se encuentra dominada por la descalificación y las quejas “no puedo creer que digas eso”, “la culpa fue tuya”, “si me hubieras hecho caso..”, “nunca me escuchas, no te importa nada de lo mío”, “si fueras de otra manara.., eres odioso. Y tú inaguantable”.

Al escucharlos me cuesta creer que alguna vez hayan estado unidos por un sentimiento noble y, desde luego, me cuesta imaginar que alguna vez se hayan querido, desde luego ahora lo que domina su sentir es el olvido de lo amado, si alguna vez  hubo amor. Cada uno aparece en el otro desdibujado, despojado de las cualidades que un día fueron objeto de reconocimiento y valoración, cegado a esas particularidades personales de las que un día se enamoraron y que hacían que se vieran como seres únicos, excepcionales y maravillosos en relación a todos los demás.

¿Qué nos ha pasado?, ¿Cómo hemos hecho para poner odio dónde antes había amor?.

Nos conocíamos desde hace años por medio de amigos comunes. Desde el principio había mucha atracción física entre nosotros, era como un imán que nos traía irremisiblemente.  Cada uno estaba centrado en su carrera con la ilusión puesta en triunfar en lo nuestro y no salíamos demasiado, pero cada vez que coincidíamos y nos encontrábamos sentíamos alegría de vernos de nuevo, hasta que un día nos dejamos llevar por la pasión y comenzamos nuestra historia de amor. 

Al principio teníamos sexo a todas horas, no podíamos parar de besarnos y abrazarnos, poco a poco nos fuimos conociendo más y las coincidencias en nuestra forma de ver la vida y como queríamos vivirla eran asombrosas, nos gustaban las mismas cosas, la misma música, a los dos nos encantaba la naturaleza, amábamos a los animales el deporte, era mágico. Me gustaba todo de él, -dice ella con los ojos brillantes-. Yo la veía como la mujer más especial que había conocido nunca, -dice el esposo sin apenas mirarla, como queriendo recrearse en aquellos sentimientos de tiempo atrás-.
Nuestra intimidad fue creciendo, nos sentíamos muy cerca el uno del otro, hablábamos durante horas, teníamos mucha confianza y nos lo contábamos todo, por cómo me escuchaba sentía que le interesaban mis cosas, era estupendo sentir tanto respeto, cuidado y cariño. Siempre me sentía reforzada por él, afirmación a la que el marido siente con la cabeza mientras dice, y yo por ti, pensaba que contigo a mi lado era capaz de comerme el mundo. 

Al año de vivir juntos decidimos casarnos, nos sentíamos  comprometidos el uno con el otro, queríamos formar una familia y vivir nuestra vida juntos pero de eso hace ya siete años y ahora mira dónde estamos, no nos aguantamos, siempre estamos discutiendo, todo lo que hacemos nos sienta mal, parece que me tiene manía y a veces adivino el odio en su mirada –dice la esposa mientras comienza a llorar. ¿Y tú, como me miras?, se enfada el esposo, me criticas constantemente, ya no se que hacer para agradarte, todo lo hago mal y me rechazas cada vez que me acerco a ti para mostrarte cariño, pero ahora ya da igual ¡anda ya!.

 Esta es una historia que se repite en las conversaciones entre amigos, en las consultas de los psicólogos o en las llamadas al Teléfono de la Esperanza. Dice Sri Chinmoy que odiamos a alguien cuando realmente queremos amarle, pero que no podemos amar porque tal vez él mismo no lo permite, lo que confirma una vez más, que el odio es una forma disfrazada de amor como avala la casi totalidad de la literatura y los estudios realizados sobre el tema, entre los que destacan las investigaciones realizadas por Sterberg, en las que observó que el odio no podía ser entendido sin el amor ya que ambos se encuentran estrechamente relacionados debido a la similitud de sus componentes, por lo que formuló dos teorías triangulares que permiten dar explicación a ambos procesos, la del amor y la del odio.

La teoría triangular del amor sostiene que en el amor subyacen tres componentes:

La intimidad, a la que se llega por sentimientos de cercanía, seguridad, confianza y calidez de las relaciones, factores que permiten fomentar el bienestar de la persona amada y potencian el sentimiento de felicidad solo por el hecho de estar en la compañía de la persona amada.

La pasión, referida al impulso que llega al romance y se alimenta de la atracción física y sexual y promueve sentimientos que potencian la autoestima y favorecen la afiliación.

Decisión/ compromiso. La decisión está referida a la elección de amar a una persona mientras que el compromiso va un poco más allá, es la decisión de seguir amando a largo plazo.

Estos  componentes no son estáticos, están en constante interacción entre ellos lo que da como resultado los siete tipos de amor: cariño, encaprichamiento, amor vacío, amor romántico, amor sociable, amor fatuo y amor consumado.

Por otra parte, la teoría triangular del odio es justo lo opuesto de los mismos componentes:

Negación de la intimidad, se trata de ese distanciamiento que busca la desvinculación emocional y está promovido por el rechazo de los actos y comportamientos que nos genera la persona y que termina por el rechazo a todo lo que viene de ella.

Pasión en el odio, se refiere a ese componente que se expresa en forma de furia/ miedo. Cuando el sentimiento predominante  es la furia, precipita a las conductas de enfrentamiento directo y aproximación a la persona que es objeto de ese odio, mientras que cuando el sentimiento es el miedo, precipita hacia la huida y el alejamiento.

Decisión /compromiso en el odio. Hace referencia a la devaluación de la persona o grupos de personas por medio del desprecio. Es decir, se trata de considerar a la persona o personas que son objeto del odio como malas, despreciables o infrahumanas, de esta manera el ataque o el abandono queda justificado.

Del mismo modo que ocurre con el amor, los componentes del odio interaccionan entre sí dando lugar a siete tipos de odio: odio distante, odio caliente, odio frío, odio hirviente, odio humeante, odio rebullente y odio quemador.



El odio se va gestando con las pequeñas cosas que vamos dejando sin resolver adecuadamente y va creando círculos de fuego en el que muchas veces acabamos quemándonos.